Worldssps

communion with others, educación, Global Mission, interculturalidad, spirituality

Nutriendo corazones y mentes en una universidad católica de Taiwán

La educación trasciende la mera adquisición de conocimientos, reconoce la Hna. Felisa Liou, SSpS.

Inspirada por las palabras del escritor irlandés William Butler Yeats de que “la educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego”, se embarcó en un viaje transformador en la Universidad Católica Fu Jen en Taiwán. Entendiendo que el fuego interior es esencial para una enseñanza eficaz, la Hna. Felisa inició un programa de formación psicoespiritual para profesores, especialmente aquellos con funciones administrativas. Su enfoque combina conocimientos psicológicos con profundidad espiritual.

A través de este programa, profesores y líderes profundizan en experiencias profundas de amor, conectando con su interior y la fuente de la vida y el amor. A medida que sus llamas interiores se encienden, se convierten en portadores de la antorcha y transmiten este fuego radiante a sus estudiantes y colegas.

El legado de la hermana Felisa encarna la creencia de que nutrir los corazones y las mentes es la verdadera esencia de la educación: una llama que enciende no sólo el conocimiento sino también la compasión, la sabiduría y el poder transformador.

Hace unos cuatro años se formaron los grupos para compartir Vida, Metáfora y Escritura. Estos grupos se reúnen semanalmente, donde los participantes comparten sus experiencias de vida de la semana anterior, junto con pasajes bíblicos relevantes. Cada persona trae un símbolo que representa su viaje. A través de estos encuentros, experimentan el apoyo mutuo y el amor de Jesús.

A partir de estos grupos se han producido transformaciones notables. Un ex decano fue bautizado católico la Pascua pasada. Tres personas más se están preparando para el bautismo. Sus momentos compartidos de fe, símbolo y Escritura encienden un fuego interior, acercando los corazones a Dios.

Los recién bautizados y los que están por ser bautizados han comenzado a compartir su testimonio de cómo Jesús los ha cambiado. Sus testimonios describen mejor el significado de “la vida que influye en la vida y el amor que genera amor”.

La Universidad Fu Jen, una institución católica, se erige como una vibrante comunidad académica. Con alrededor de 26.000 estudiantes, 2.020 profesores y 566 empleados, abarca un tejido diverso de personas.

Sin embargo, la proporción de profesores identificados como católicos sigue siendo del 3%, mientras que los miembros del personal que comparten esta fe constituyen el 11%. Entre el alumnado, sólo el 1,5% se identifica como católico.

A pesar de estas cifras, Fu Jen sigue siendo un viñedo de esperanza, pendiente de cultivo. Su potencial reside no sólo en las estadísticas sino también en los corazones y las mentes de quienes caminan por sus pasillos: un lugar donde la fe, el conocimiento y el crecimiento se entrelazan.

Desde el año pasado, ha habido intentos de realizar un retiro guiado individual de fin de semana de dos días para profesores y personal una vez al mes. Hasta el momento se han celebrado cinco sesiones, con entre cuatro y seis participantes cada vez.

Durante los retiros, a través de la lectura de pasajes relevantes del Evangelio, la meditación, la oración tranquila y el diálogo espiritual, las personas pudieron reorganizarse y fomentar una mayor confianza y entrega a Dios. Los participantes se inspiran mutuamente con momentos conmovedores, creando una atmósfera donde el Espíritu Santo puede trabajar libremente en su interior.

Los colegas que participaron en los retiros encontraron no sólo rejuvenecimiento físico y mental sino también profundas experiencias espirituales de aceptación y amor incondicionales de Dios.

“El retiro me dio el coraje para enfrentarme y cambiarme, seguir explorando y  no rendirme”, dijo un participante.

“El retiro me permitió experimentar vívida y profundamente la presencia de Dios, la amistad de Jesús y el amor del Espíritu Santo”, dijo otro.

Para mí ha sido una oportunidad privilegiada de acompañar y escuchar las historias de encuentros con Dios de estos participantes en el retiro. A través de sus experiencias, soy testigo del profundo impacto de la vida que influye en la vida y del amor que genera amor.

En la Universidad Fu Jen, donde el conocimiento y la fe se cruzan, se siembran semillas de esperanza. Las historias de transformación, vulnerabilidad compartida y encuentros con lo Divino continúan resonando en sus pasillos. A medida que el sol se pone cada día, ilumina no solo el campus sino también los corazones de quienes recorren sus caminos.

Fu Jen sigue siendo un viñedo, una tierra sagrada, donde se cuidan las almas, se encienden fuegos y se cultiva el amor. Que este viaje de educación, compasión y autodescubrimiento se extienda y toque vidas mucho más allá de sus muros.

 

Hna.  Felisa Liou, SSpS – Región de Taiwán

 

Audiencia de TAI para compartir historias de conversión, incluido el Arzobispo de Taipei, John Hung.

 

TAI Encuentro de los miembros del grupo de «Escritura metáfora de la vida».

 

TAI Compartir de Cris. la ex Decana de la Facultad de Ecología Humana, sobre sus historias de conversión católica.

 

TAI Intercambio de Frances, ex Decana de la Oficina de Investigación de la Universidad, sobre sus encuentros personales con Jesús.

 

En este retiro participaron cuatro personas.

 

Este retiro contó con cinco participantes.

 

Leave A Comment

Your Comment
All comments are held for moderation.